prostitutas en rumania prostitutas en africa

La red de 'Mister Bush' elegía la ruta cara, en avión. Una vez en Madrid, recluía a las chicas en pisos y les quitaba la documentación. Ahora pertenecían a 'Mister Bush'. Las chicas de 'Mister Bush', controladas en todo momento, solían solicitar asilo político en Madrid, ya que el Gobierno español concede un permiso provisional de residencia de seis meses mientras se resuelve su expediente.

Seis meses que permite una regularización temporal que evita contratiempos. Luego las chicas, en grupos pequeños, eran distribuidas por locales de alterne o en pisos.

Controladas por 'mamis', su deuda difícilmente baja, ya que las mafias van sumando castigos y nuevos gastos ropa, alquileres, preservativos Si tienen niños, es mucho peor. En el argot policial se llaman 'niños ancla', ya que al ser retenidos por la organización, la madre se ve obligada a seguir fielmente las instrucciones del grupo. En los dos años que ha durado la primera fase del plan, Policía Nacional y Guardia Civil han inspeccionado 2.

Un alto porcentaje de mujeres son inmigrantes, sobre todo rumanas, chinas, brasileñas y nigerianas. Con el paso del tiempo las redes rumanas han ido cambiando de fisionomía. Antes de cuando el país no pertenecía a la UE , las chicas llegaban a España gracias a las grandes redes que tenían infraestructura y documentación falsa para ello. La violencia era su manual en el juicio contra él una chica le acusó de descuartizar a otra y no consentía embarazos. Las que se quedaban debían abortar.

Cayó en septiembre de y fue condenado a 30 años de prisión. Sus herederos intentaron rehacer el 'imperio' en España, pero la Policía les detuvo en febrero de este año. De una manera u otra, las chicas rumanas siempre son controladas. Ya sea por grandes organizaciones o por lo que se ha bautizado como 'lover boy'. En abril de este año, la denuncia de una madre desde Rumanía permitió a la Policía Nacional desarticular una red rumana que obligaba a siete compatriotas a prostituirse en un local de alterne de Tarazona de la Mancha Albacete.

Una de las víctimas tenía incluso una niña de seis meses. Engañadas con un trabajo falso en España, eran forzadas a estar con clientes mediante palizas. Todo el dinero que conseguían se lo quedaba la organización hubo seis detenidos. Un chico controlando a una chica, o dos a lo sumo ", explica Nieto.

En marzo, la Policía detenía a un hombre que obligaba a una joven rumana, a la que había dejado embarazada, a ejercer la prostitución en el polígono Marconi de Madrid. En enero, dos hermanos rumanos eran detenidos también en Madrid por forzar a prostituirse a la novia de uno de ellos en el polígono Marconi.

La amenazaban con quemaduras de cigarrillos y la castigaban sin comer. La prostituía en un local. La primera fase del Plan contra la Trata ha permitido el incremento de operaciones policiales y la colaboración ciudadana a la hora de denunciar casos de explotación. Se puede denunciar a través de un teléfono gratuito, el La joven contó su calvario a los agentes, que dictaron una orden europea de detención.

En febrero detuvieron a Izaura y Tony en Eslovenia. Al tercer integrante, Ciprian-Marcelo B. El cuarto sigue en busca y captura. La joven ha vuelto a Rumanía. Barcelona 15 MAR Repartición de papeles En Malgrat de Mar, aparcaron la caravana en un camping de la ciudad. Allí dejan a algunas y a otras las trasladan a Madrid. En Madrid, los explotadores llevan a las mujeres a los pisos de distribución.

Allí, las que todavía no se han enterado conocen su verdadero destino: A las que se niegan, las apalean y violan repetidas veces.

A partir de ahí, los tres grandes capos distribuyen a las chicas por ciudades. Después llegan las amenazas si no recaudan como prostitutas unos mínimos o si intentan escapar. A algunas mujeres les han quemado su casa en Rumania o han secuestrado a sus hermanos.

prostitutas en rumania prostitutas en africa

Prostitutas en rumania prostitutas en africa -

Sin embargo, su venta se frustró por discrepancias en el precio. La Audiencia ha condenado a dos mujeres, dos hermanas, a 18 años prostitutas suiza prostitutas cáceres prisión, las encargadas de controlar a las chicas en Madrid. Los llamados pasadores empiezan a maquinar entonces cómo introducir a las mujeres en España. La violencia era su manual en el juicio contra él una chica le acusó de descuartizar a otra y no consentía embarazos. Por ello, las víctimas que consiguen escaparse acuden a grupos que les defienden y que les proporcionan el anonimato para evitar así que se vuelvan a cruzar con sus captores. Izaura la controlaba en la carretera, Toni la llevaba cada día a la Nacional II y los otros dos individuos la agredían", detalló Grasa. Aunque ante la Justicia española las chicas se casan de forma voluntaria, en realidad lo hacen bajo coacción de la red que las trajo a España.

Allí dejan a algunas y a otras las trasladan a Madrid. En Madrid, los explotadores llevan a las mujeres a los pisos de distribución. Allí, las que todavía no se han enterado conocen su verdadero destino: A las que se niegan, las apalean y violan repetidas veces. A partir de ahí, los tres grandes capos distribuyen a las chicas por ciudades.

Después llegan las amenazas si no recaudan como prostitutas unos mínimos o si intentan escapar. A algunas mujeres les han quemado su casa en Rumania o han secuestrado a sus hermanos. Con un servicio sexual que vale 15 euros como mucho, las dos menores podían tardar años y años en saldar la deuda contraída con la mafia que las explotaba.

En los cuatro primeros meses de se han identificado otras 4. La inmensa mayoría mujeres obligadas a prostituirse en locales de alterne, polígonos industriales, casas de cita, carreteras Interior lleva ya años trabajando en un mapa de la explotación sexual en España , un trabajo complicado en el que muchas de las víctimas repiten cuando la Policía Nacional o la Guardia Civil realizan una nueva inspección en un local donde se ejerce la prostitución.

Es la pregunta del millón. La Audiencia ha condenado a dos mujeres, dos hermanas, a 18 años de prisión, las encargadas de controlar a las chicas en Madrid. De hecho, agentes de la Policía Nacional han viajado recientemente a Nigeria para colaborar con EEUU e Israel para ayudar en los secuestros de niñas perpetrados por el grupo terrorista Boko Haram. El objetivo era que las niñas secuestradas por los terroristas acabaran en los esclavistas, y que estos las llevaran a Europa a prostituirse.

José Nieto explica que las mafias nigerianas utilizan dos rutas para llegar a España; la dura y la cara. La primera supone un infierno para las chicas. Pueden tardar entre 7 meses y año y medio en llegar a España. Deben cruzar zonas controladas por grupos 'yihadistas' y compartir rutas que utilizan los narcotraficantes de cocaína y los traficantes de armas. Zonas controladas que requieren un peaje para pasar. A falta de dinero, solo pueden ofrecer sexo. Ya empiezan a ser prostituidas por el camino.

Una importante parada en el camino Tamanrasse, ciudad del sur de Argelia, "donde confluyen varias rutas". Ahí el camino se bifurca para Libia para saltar a Italia o para Marruecos para saltar a España. En Marruecos las mujeres nigerianas también trabajan prostituyéndose para conseguir dinero o incluso para quedarse embarazadas.

Si llegan a nuestro país en patera, pasan a ser atendidas por ONG. Generalmente empiezan en el sur de Andalucía". La otra ruta, la cara , supone que la organización las lleva en avión de Lagos Nigeria a Casablanca, una especie de 'Bruselas' marroquí. Marruecos no exige visado. Luego las mafias les proporcionan documentación falsa no para volar a aeropuertos españoles, donde el control es mayor, sino para viajar a países de Europa del Este que pertenecen a la UE.

Luego, con la libertad de las fronteras europeas, bajan a España. Entonces las chicas, hayan llegado a través de una ruta u otra, saben que tienen que empezar a saldar una deuda media de Empieza su calvario en nuestro país. La red de 'Mister Bush' elegía la ruta cara, en avión. Una vez en Madrid, recluía a las chicas en pisos y les quitaba la documentación.

Ahora pertenecían a 'Mister Bush'. Las chicas de 'Mister Bush', controladas en todo momento, solían solicitar asilo político en Madrid, ya que el Gobierno español concede un permiso provisional de residencia de seis meses mientras se resuelve su expediente.

Iba a trabajar en España como temporera del campo. Aunque no era el empleo soñado por Marina, que siempre quiso ser administrativa, el horizonte de prosperidad que se le presentaba le había dibujado una sonrisa en el rostro que no se le borró durante todo el trayecto que hizo por carretera. Fueron tres días y medio de viaje. Ruta que siguen las mujeres rumanas hasta España Alba Martín. Al llegar, dos hombres también rumanos y de aspecto rudo -musculados y con varios tatuajes en brazos y cuello- metieron a las chicas en un caserón antiguo donde había cinco o seis mujeres de origen latinoamericano.

En la planta alta de aquel lugar había 25 habitaciones individuales. Allí durmió aquel día y allí, durante los dos siguientes años, conoció el infierno. A la mañana siguiente, aquellos dos hombres reunieron a todas las chicas en un comedor de la planta inferior. Aquel rostro desconocido les dijo que, a partir de ese instante, trabajarían como prostitutas.

Luego, sin mediar palabra, los dos lugartenientes de aquel individuo las abofetearon a todas. Un par de chicas que se rebelaron recibieron puñetazos en las costillas y alguna patada en las piernas. Las restantes, muertas de miedo, ni rechistaron. Marina trabajó en aquel prostíbulo durante casi dos años.

De cinco de la tarde a cinco de la mañana, todos los días de la semana. Cada jornada atendió a un mínimo de cuatro hombres. Todo el dinero que ella cobraba se lo quedaba la mafia que la trajo a España, que a su vez pagaba al dueño del local -un español- por el alquiler de las habitaciones. La chica logró escapar en julio de Una mañana, al amanecer, saltó por la ventana de su habitación hasta un patio trasero de aquel caserón. Luego, cruzó un vallado y salió corriendo.

Los servicios sociales también la atendieron. Sin embargo, ella no quiso denunciar ante la Policía Nacional. Hoy, Marina reside en un pueblo de Castellón junto a su pareja, un valenciano. La chica, de 27 años, es madre de dos niñas de dos y cuatro años. Para protegerla, en el relato anterior se han omitido datos de su historia personal.

El incremento de la llegada a España de mujeres rumanas de entre 18 y 30 años para su explotación sexual en prostíbulos comenzó a mediados de la década pasada, tras una modificación legal del Gobierno fechada en que afectaba a la llegada de extranjeros a territorio español. Desde ese año, la legislación exige el visado a todo ciudadano que quiera entrar en España procedente de países de Latinoamérica como Venezuela, Colombia, Cuba….

Hasta entonces, las mujeres latinas copaban los prostíbulos de este país. El idioma y la forma de ser, muy similar a la de los españoles, eran sus grandes atractivos para atraer clientes que consumieran alcohol y sexo.

Aunque Rumanía, que ingresó en la UE en , sigue sin pertenecer al espacio Schengen , las mafias comenzaron a trasladar a España a centenares de jóvenes con contratos de trabajo falsos.

0 comments

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *